Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Letra pequeña’

Letra pequeña

Todo el mundo se queja de la letra pequeña, la culpan de todos los males. Contratas un viaje a muy “buen precio” y luego te das cuenta de que en la letra pequeña venía explicado que no era “todo incluido”. Te enfadas y gritas todos los adjetivos negativos que conoces porque, en el fondo, sabes que la culpa no es de la letra pequeña, sino tuya por no leerla..

La letra pequeña siempre está ahí, no sólo en los documentos que se firman, está en todas las acciones cotidianas de la vida. Cuando naces, esa letrita que es aún más pequeña, te explica que la vida no va a ser fácil, que tendrás que lidiar con situaciones que te sacarán de quicio y también te explica que tendrás muchos momentos buenos que recordarás siempre. Puedes leerla desde el primer momento, de ti depende hacerle caso o mentirte y pensar que no la llegaste a leer, pero ahí estaba y ahí sigue.

La letra pequeña está presente siempre, aunque no se quiera leer. A la hora de entablar amistades, te avisa de que puede que no ser el amigo que necesitas, o que no sabe valorar la amistad, te avisa de que de todas las personas con las que te vas a cruzar, como dice el dicho, “podrás contar con los dedos de una mano” los amigos verdaderos. Pero al no hacer caso a esa advertencia, sufres, peleas y tienes pérdidas de personas que no eran lo que esperabas. La letra se enfada porque no le haces caso, y lo que es peor, le echas la culpa de todo. Cada vez que comienzas una nueva etapa en la vida, la letra vuelve aparecer, un poquito más grande que antes, porque a base de los disgustos va creciendo. En el momento en el que empiezas una relación, esa letra se vuelve de un color amarillo fluorescente para advertirte de que no va a ser un camino de rosas, que hay que poner mucho empeño para que todo salga bien, que la llama y la pasión pueden no durar mucho y, sobre todo, que sin confianza no vas a llegar muy lejos.

Conforme pasan los años, esa letra cada vez es más grande y más clara, los golpes recibidos y el orgullo que ella siente por no haberla leído en su momento hacen que sea mucho más grande y que, poco a poco, sea lo primero que mires antes de tomar cualquier decisión. Porque la culpa nunca ha sido de la letra pequeña, sino de los ojos que la miran.

Read Full Post »