Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cenar’

He sobrevivido al finde… pensaba que no iba a lograrlo pero sip. Aquí cuento lo bueno de este intenso fin de semana… más tarde contaré lo opuesto…

El viernes después del currele me fui de cena con dos amigos. Una amiga y nuestro monitor de confirmación… le conozco desde hace 8 años y siempre le veo igual, no cambia!! Jajajajaja la verdad es que ya fue todo un logro que quedáramos los tres porque nos cuesta una barbaridad, pero fue una gran noche de esas en las que conversar y hablas de toooodo sin mirar el reloj ni el móvil cada cinco minutos… Ahí estuvimos con unas cañas y unas tapas comentando en qué situación está nuestra vida ahora mismo. Y la verdad es que no está nada mal, tenemos trabajo, gente que nos quiere y nos seguimos teniendo los unos a los otros en la vida, aunque nos juntemos cada mil para vernos… el único fallo??? Que no hay foto!!! Ya sabéis como soy yo para las fotos, pues imaginaros lo animada y ensimisimada que estaba para no hacernos ni una foto de este histórico momento…

El sábado fue aún mejor!!! Mis chicas  y yo, bueno algunas de mis chicas, faltaba gentecilla, nos fuimos a tapear y mercadear…. es la moda, y si algo está de moda, nosotras la seguimos al pie de la letra: cervecitas, jamón, queso, patatas… y risas que siempre están de modaaaaaaa. Así que ahí en el Mercado nos divertimos, comimos y bebimos… hasta que fuimos al barrio y terminamos la tarde con un mojito en la mano…. Más tarde abandoné a estas niñas para irme con otra de mis friends de comprissssssss 😉

578711_10151893125134557_130598133_n

El domingo fue casero total…. por la mañana limpieza en mi habitación, la de mi casa, ya terminada y pintada en compañía de mi primis y de mi ma!!!!! Y por la tarde…. era mi turno de plancha y fue lo que hice…. y aún así estoy cansadaaaaaaaa Jajajajajjaja pero al menos el finde fue entretenidooooo 😉

PD- Me corté el pelo por ciertoooo

 

 

Read Full Post »

meeeeeHe cambiado. Lo sé, lo noto, algo me lo dice llámalo X. Jajajajajaja

En serio, noto que algo ha cambiado a en mi vida y soy consciente de que soy yo. Han pasado tantas cosas, he sufrido tantas decepciones con la vida en muy pocos meses, que creo que me he hecho inmune de alguna manera. Hace un año, mi máxima preocupación era cómo planificar las fechas importantes de la Navidad para no hacer daño a ninguna persona cercana… con quién cenar en Nochebuena, con quién comer en Navidad, con quién cenar en Nochevieja, con quién comer en Año Nuevo, qué hacer el día de reyes, ir de aquí para allá sin parar… todas las navidades igual y al final la que terminaba hasta las narices, mala y cabreada era yo. Por lo que este año he decido NO moverme de Alicante para nada. Porque la gente que se procupa por mí está aquí, no a cientos de kilómetros, son las personas que me aguantan enfadada, que me soportan cuando me comporto como una cría, que me quieren a pesar de mis cambios de personalidad y que me cuidan cuando estoy mala. Los 365 (ó 366) días del año, no sólo en Navidad.

Estas navidades van a ser duras, muy duras, mi padre nunca ha sido fan de estas fechas por el mismo motivo que yo, tener que repartirse entre la familia pero, a pesar de todo, lo hacía para que todo el mundo disfrutara de él y poder disfrutar así de la compañía de todos a pesar de la distancia. Se va a notar su ausencia y mucho, y como nadie lo va a notar tanto como mi madre, mi hermana y yo, este año, no me mueve de aquí nadie… simple NO!!!

Esta es mi felicitación navideña!!!!

Read Full Post »

Bueno y faltaba decir que también he pasado un gran momento en compañía de mis amiguitos de la universidad… el viernes nos fuimos de cena y a un karaoke a cantar un rato y a perder la vergüenza por así decirlo. Canté poco y mal, pero a diferencia de muchas otras niñas, yo de pequeña no quería ser artista 😉

coche

jenny

karaoke

karaoke 2

Read Full Post »

Carla llegó a casa… antes de abrir la puerta ya se había quitado los zapatos. Al entrar saludó a Pingo, su perro y abrió la nevera mientras se quitaba la falda. Miró su interior durante varios segundos y finalmente la cerró sin coger nada, no es que tuviera hambre, la cena en el restaurante no había estado mal, mejor que anteayer, pero había decidido no volver allí con ninguna otra cita. Estaba cansada de ir siempre a cenar al mismo sitio, probar diferentes platos con diferentes personas y no conseguir sentirse nunca como aquella vez.

DetalleLa compañía esa noche había sido agradable, el tal Pedro o Pablo, ya no se acordaba del nombre, era simpático, abogado, con una sonrisa perfecta y muy interesante, recordaba haberse reído un par de veces durante la cena, hasta le regaló una rosa. Desde el primer momento Carla se sintió a gusto y cómoda, hasta que llegó el final de la cita. Ese siempre es el momento que más teme de las citas, ese momento de despedida en el que no sabes cómo reaccionará tu cita, por suerte Pablo-Pedro se despidió educadamente con dos besos y un “ha sido una noche magnífica”.

Mientras se bañaba, le vino la imagen de sus ojos, unos ojos azules que a muchas mujeres les habría atraído desde el primer momento pero, por más que no intentaba, por más que buscaba algo de ese hombre que la atrajera lo más mínimo para agarrarse a ello desesperadamente, no lo encontró. Se permitió quedarse uno minutos más en la bañera y dejó de pensar.

Conforme se secaba el pelo delante del espejo se preguntó que era lo que había mal en ella, desde bien pequeña decidió que no quería ser una solterona como su vecina y que viviría amores de todo tipo hasta casarse con el hombre con el que amanecería en su último día. La primera medida que tomó para facilitar la llegada de su destino fue comprarse un perro en vez de un gato, si el destino quería fastidiarla por lo menos no viviría rodeada de gatos. Y ahí estaba Pongo, tumbado en la puerta del baño y mirando a su dueña con cara de pena, como si supiera lo que estaba pensando su ama. Carla le acarició y fue directa al dormitorio.

Se hizo una bolita debajo del edredón y esperó a que el sueño llegara… sólo un instante antes de caer rendida sintió nostalgia de no tener a nadie a su lado en la cama, pero sólo fue un instante. Se acordó de que más de una noche como está podría haber dejado al Pedro o Pablo de turno compartir la cama con ella, pero sabía que por la mañana no querría verlo debajo de la manta… soy quería despertarse junto a un hombre, uno que no iba a conocer en un bar, un hombre que había conocido mucho tiempo atrás…

Read Full Post »