Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘calle’

Si uno va a los moros, lo hace bien!!!

image

image

image

image

image

image

image

image

Read Full Post »

Españoles, Javi y Sonia han roto.

Lo sé es una auténtica pena. Yo sinceramente no los conocía, hasta hoy, cuando han decidido tirarse los trastos a la cabeza a grito pelado, justo a mi lado mientras yo tomaba café. Han sido muy bruscos, restregándose las mutuas cagadas sin tener ningún remordiemiento en hacerse daño y por supuesto, en estropearme mi momento zen nada descafeinado.

En fin, pues eso, que creo que es una noticia mala, dudo mucho que pases carnavales juntos pero, si es así, creo yo que irán de lavadora para limpiar toda la mierda que se han tirado encima…

En serio, la gente no tiene vergüenza??? Yo lo de gritarse en público nunca lo he llevado bien, nada bien pero en fin… la gente sabrá!

Pd- yo quiero como la trucha al trucho siempre!!

truchooooo

Imagen: Lucia Colom

Read Full Post »

El cabello de ángel

La gente que se para en medio de la calle de golpe

Que me pregunten si mi apellido es con «g» o con «j»

Las canciones abreviadas

La gente que evita la mirada

La palabra “pero”

Las personas que se dan dos besos cada vez que se ven

Los muñecos que se mueven

Nota: no es una lista completa

 

Read Full Post »

Frase

Cuando sales a la calle y el viento te toca, el aire se invade de tu olor. Entonces sé que aún estas vivo…
Pero yo no.

Eloy Azorín

Read Full Post »

libro_1274788005Hoy es su aniversario, 30 años juntos ya…

Ella le acaricia la mejilla mientras lee la dedicatoria del libro número 30 que le regala: A merced del viento viajé yo, hasta encontrarte a ti, mi amor.

Ambos sonríen al recordar el día en que se miraron por primera vez. Fue en aquella pequeña librería de la calle Clavel, dos jóvenes que miraban libros con entusiasmo, esperando encontrar en ellos las respuestas a todas sus preguntas, cruzaron sus destinos sin siquiera saberlo. Ella todavía ojeaba el libro que llevaba en la mano, y él, seguía con la mirada los títulos de la estantería. A la vez, ambos alargaron la mano para coger ese ejemplar de A merced del viento, quizá atraídos por el título, por el viento, o simplemente por el destino, pero desde ese mismo momento, sus manos no se han vuelto a separar.

Como cada 23 de abril, un ejemplar nuevo de «A merced del viento» descansa sobre la mesa, junto a una docena de rosas amarillas.

 

Read Full Post »

Por pedir, pido veinticuatro horas a tu lado en las que nos dé tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerte de querer estar conmigo por el resto de tus días. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines para que sólo puedas abrazarte a mí, en frente de mi película favorita… Bueno, si quieres, en frente de tu película favorita… Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos. Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, llevarte y traerte al contarte cualquier estupidez, agarrando con mi mano tu brazo, y tu risa fuese la mejor de mis melodías, y después, en un intento por no dejarme ir, me hagas perder todo menos la sonrisa.

Read Full Post »