Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘aniversario’

Ayer estuve todo el día sin parar, más bien no quise parar. Trabajé y me puse música para no pensar mientras lo hacía. Me centré en los demás, en mamá e Itziar, cenamos y evitamos hablar del tema, aunque hacia justo 7 años que la vida nos cambió. Luego llegué a casa y para no seguir pensando en ti, me puse con los vestidos que había encargado. Y tras leer un rato, finalmente caí.

Pero el subconsciente es la leche, y esta noche has aparecido en mis sueños y aquí estoy, el día del padre trabajando también para intentar que el dolor no fluya porque ya son 7 años, y cada vez debería ser menos difícil, o eso dicen.

Feliz día papá ❤️

Anuncios

Read Full Post »

Siiiii, bueno fue hace ya unos meses (1 de noviembre) pero me gustó tanto lo que preparó mi neni para sorprenderme que quiero contarlo 😊

Aunque hacíamos 3 años el día 1 de Noviembre (bonita fecha sip) me dijo que el domingo previo me daba mi regalo 🎁

Me llevó a Altea y me dijo que íbamos al teatro a ver una obra, una obra de mi autora favorita, Agatha Christie, “Muerte en el Nilo” OMG 😋

Y encima cuando llegamos a Altea había un mercadillo que me gustó mucho y donde nos tomamos unas cervezas artesanas.

Tras el teatro, me invitó a cenar a un hindú que me enamoró aún más 😍

Y además, el día de nuestro aniversario. Me trajo rosas 🌹 cómo no voy a quererle!

Read Full Post »

Hoy celebro dos años con el que ha sido y es el hombre que mejor me ha tratado a nivel de pareja en mi vida.


Tener el aniversario el 1 de noviembre quizá no es bonito para muchos, pero para nosotros si. Hace dos años que le abrí la puerta de mi casa en pijama, con mochete y sin maquillar, con una resaca del 15 de la noche de Halloween previa. Jajajaja y le dije “esto es lo que vas a ver toda tu vida, así que lo tomas o lo dejas” y se quedó. Y ya van dos años donde no todo ha sido de color de rosa pero ha sido de verdad y bueno. 


A veces le mataría, pero el resto del tiempo compensa. Y no hay nada que me enamore mas que reírme y él lo consigue constantemente, así que nada, no me pongo en plan romántica empalagosa jejejeje siemplemente estoy feliz por dos años juntos y espero que sigan aumentando.

Read Full Post »

“La suerte es para los débiles” esa frase me la decías una y otra vez. Ya han pasado cinco años desde que te fuiste y cada año mamá, Itziar y yo te hemos demostrado, allí donde estés, que no dejaste a tres mujeres débiles ni por asomo. Ha sido un fin de semana duro, cada 18 de marzo seguirá doliendo pero me quedo con todo lo que me enseñaste en el tiempo que te tuve cerca. Te quiero y te querré siempre papá 😘

Read Full Post »

libro_1274788005Hoy es su aniversario, 30 años juntos ya…

Ella le acaricia la mejilla mientras lee la dedicatoria del libro número 30 que le regala: A merced del viento viajé yo, hasta encontrarte a ti, mi amor.

Ambos sonríen al recordar el día en que se miraron por primera vez. Fue en aquella pequeña librería de la calle Clavel, dos jóvenes que miraban libros con entusiasmo, esperando encontrar en ellos las respuestas a todas sus preguntas, cruzaron sus destinos sin siquiera saberlo. Ella todavía ojeaba el libro que llevaba en la mano, y él, seguía con la mirada los títulos de la estantería. A la vez, ambos alargaron la mano para coger ese ejemplar de A merced del viento, quizá atraídos por el título, por el viento, o simplemente por el destino, pero desde ese mismo momento, sus manos no se han vuelto a separar.

Como cada 23 de abril, un ejemplar nuevo de «A merced del viento» descansa sobre la mesa, junto a una docena de rosas amarillas.

 

Read Full Post »

IMGP1420

Hoy mis padres celebrarían 25 años de casados. Mi padre le habría regalado a mi madre flores y alguna cosa que llevase pidiendo durante meses y por la noche se habrían ido a cenar a algún restaurante para celebrarlo. Habrían… Mi hermana y yo le hemos comprado flores y esta noche haremos la cena, pero ya nunca será lo mismo.

Read Full Post »

«Cuando deje de quererte, ya te avisaré»

Frase que dijo Pablo para dar por finalizada la discusión que había surgido de repente, sin venir a cuento, casi no había tenido tiempo a quitarse la chaqueta al llegar a casa… pero no consiguió finalizar nada -¿Qué quiere decir que cuando dejes de quererme me avisarás, qué soy un bote de galletas, Pablo, que cuando se acaban se han acabado y listo, si te apetece compras más o sino simplemente me dices «se han acabado las galletas pero, no compres más que no me han gustado, ahh y tampoco vuelvas que tampoco me gustas tú, ya no te quiero»- Pablo atónito sólo supo decir -Cristina, ya sabes que no me gustan las galletas-. Cristina se encerró en la habitación con un portazo que claramente prohibía la entrada a Pablo.

Pablo cogió una cerveza de la nevera y se sentó en el sofá, intentando revisar qué es lo que había pasado para llegar a esa pelea, casi nunca discutían… repasó desde esa misma mañana: Cristina estaba rara. Se había quedado en la cama más de lo normal, e incluso se había metido en la ducha mientras estaba él…

-No tienes nada que decirme cielo???- le preguntó mientras le abrazaba… (esa había sido la frase que lo había empezado todo). -Buenos días cariño!- Respondió él acompañándolo de un beso. -¿Sólo eso?- recriminó su mujer al instante. -¿Qué quieres oír Cris?-. -Nada, olvídalo-.

A media tarde Cristina le llamó, estaba de buen humor, le dijo que iba a llegar más tarde a casa porque tenía que hacer unas compras de última hora pero, que le esperara para cenar. Pablo no preguntó a que compras se refería. Al salir del trabajo se fue con unos compañeros a tomar algo, al fin y al cabo Cris iba a tardar. Pero al llegar a casa algo iba mal, Cris estaba sentada en el sofá con una copa de vino en las manos y mirando una caja abierta, era el ordenador que Pablo había pedido hace meses.

-¿Y eso que lo has abierto Cris?-. -Nada, pensaba que era para mi-. -Tu ordenador está bien no, sólo tiene un año, ¿es que quieres este?-. -No, creía que era para mí, pero no pensé que fuera un ordenador-. -¿Y qué esperabas que fuera, a caso esperabas algo?-. -Al parecer no, no esperaba nada-. -No lo entiendo, si ni siquiera viene a tu nombre, Cris, no lo entiendo-.

galletas-Pablo, ¿tú me quieres?- preguntó Cristina sin moverse del sofá. -¿A qué viene eso?- contestó Pablo recogiendo de mala gana la caja. -A que quiero saber si todavía me quieres Pablo, a eso viene-. -No comprendo por qué me lo preguntas ahora, qué tiene que ver que te quiera o no con que abras un paquete que no está a tu nombre?-. -¿Me quieres Pablo, todavía me quieres, sí o no, es una pregunta sencilla?- volvió a preguntar Cristina enfadada. -Has tomado demasiado vino hoy-. -Pablo contesta!-. -Cuando deje de quererte, ya te avisaré-.

(-¿Qué quiere decir que cuando dejes de quererme me avisarás, qué soy un bote de galletas, Pablo, que cuando se acaban se han acabado y listo, si te apetece compras más o sino simplemente me dices «se han acabado las galletas pero, no compres más que no me han gustado, ahh y tampoco vuelvas que tampoco me gustas tú, ya no te quiero»- Pablo atónito sólo supo decir -Cristina, ya sabes que no me gustan las galletas-. Cristina se encerró en la habitación con un portazo que claramente prohibía la entrada a Pablo.)

Pablo se terminó la tercera cerveza sin terminar de entender lo sucedido. Contemplando la caja del ordenador se quedó dormido.

Por la mañana, cada uno se vistió, desayunaron en silencio y se fueron a trabajar sin cruzarse una sola palabra…

Por la noche cuando Pablo llegó a casa, Cristina no estaba, sus cosas no estaban. Sólo había un paquete encima de la mesa al lado de un bote de galletas: «Nuestro último regalo de aniversario, galleta mía! pd- Cuando vuelva a quererte a mi lado, ya te avisaré. Cristina.»

Read Full Post »